¿Qué es el Tercer Testamento?

Humanidad: La lección que en este Tercer Tiempo he venido a daros, es un nuevo testamento, el cual quedará unido a los dos testamentos de los tiempos pasados, porque los tres forman una sola revelación.

El libro de mi enseñanza está formado con las lecciones que en este tiempo os he dictado a través del entendimiento humano; por lo que os digo que no dudéis de mi palabra por el hecho de haberme servido de hombres y mujeres pecadores. Dadme un justo y por medio de él os hablaré.

Mi enseñanza en este tiempo, es el Tercer Testamento en donde encontraréis mis mandatos, que os he dado en sentido figurado y también en forma clara para que toméis lo que a cada uno corresponde.

Mañana, cuando la esencia de esta palabra haya llegado a todos los corazones, sabréis que mi testamento fue repartido sobre todos mis hijos, y encontraréis que en cada una de mis lecciones, hay una caricia para aquellos a quienes llegue mi mensaje.

El mundo Cristiano, sólo reconoce lo que escrito está en el Primero y Segundo Testamentos, más ahora os doy mi Tercer Testamento por el cual serán comprendidos los dos anteriores.

Llegará el tiempo en que la humanidad, habrá de estudiar mi nuevo mensaje, para que penetrando en el fondo de cada palabra, encuentre un solo ideal, una sola verdad, una misma luz.

Sólo así conoceréis la pureza y perfección de mi Obra dada en los tres tiempos, la cual está sobre las religiones e ideas humanas.

Ésta es la palabra del único Dios que se ha manifestado a los hombres en tres formas o fases distintas, la cual sólo el Espíritu de Verdad os lo podía revelar.

A muchos os parecerá esto imposible; para Mí es lo más natural, justo y perfecto.

Mi palabra quedará escrita para todos los tiempos, con ella formaréis el libro del Tercer Testamento, el último mensaje del padre, porque en los tres tiempos ha tenido Dios sus plumas de oro para dejar su sabiduría a la humanidad.

La palabra que habéis recibido, es el Tercer Testamento que he legado a vuestro espíritu, ya que en el mundo sólo eran conocidas las dos primeras partes de este libro, la primera revelada a través de Moisés y los profetas, la segunda, aquella que os di en Jesús; mas no poseíais la tercera, que es la que en este tiempo os ha enviado mi Espíritu.


Por eso deseo que unáis la Ley del Primer Tiempo a la doctrina que a través de Jesús os di y a las revelaciones de este tiempo, porque así tendréis todo el conocimiento y la preparación para penetrar en la senda espiritual que conduce a la luz eterna.

Es menester que los tres libros formen uno solo, para que esta palabra ilumine al Mundo. Entonces la humanidad será en torno de esa luz y la maldición de Babel quedará borrada, porque todos los hombres practicarán la misma Doctrina Cristiana, hablarán un solo lenguaje, ¡El del verdadero amor!, y se amarán como hijos de un solo Dios, en espíritu y en verdad.

Hasta la última de mis profecías se cumplirá en este tiempo. Estos son los tres testamentos que unidos, encierran la Ley, el amor, la sabiduría y la vida eterna, por lo que debéis de comprender que: la Ley es la que conduce, el amor eleva y la sabiduría perfecciona

En una sola lección he reunido las revelaciones de las eras pasadas con esta que he venido a entregaros en este tiempo. Extraed de ella la esencia y llegaréis a la conclusión de que tenéis el resumen de toda la Ley, las profecías y la Doctrina del Divino Maestro con sus revelaciones, ya que ellas os señalan el camino que conduce a la verdadera espiritualidad.

El libro de la enseñanza abierto quedará y sílaba tras sílaba comprenderéis todo lo que vuestro Maestro vino a entregaros en este tiempo, a través del Tercer Testamento..

¡ Mi Paz Sea Con Vosotros ¡


Fuente: El Tercer Testamento (1866-1950)
(El Tercer Testamento) Registrado en la Secretaría de Educación Pública